Alternativas naturales a las hormonas tiroideas

Visión de conjunto

La glándula tiroides afecta a todos los tejidos de su cuerpo. Colocada en la parte frontal de la garganta sobre la tráquea, esta glándula en forma de ala regula el metabolismo del cuerpo y el equilibrio de calcio, según UMM.edu. La glándula secreta hormonas que contienen yodo, T4 y T3, que se unen activamente a los sitios receptores en las células de todo el cuerpo. Si usted tiene un desorden de la tiroides, es típicamente de una tiroides underactive, del hipotiroidismo, o de una tiroides hiperactiva, hyperthyroidism. Hay medicamentos, así como opciones naturales para la función de la tiroides, hable con su médico acerca de sus necesidades específicas. Las vitaminas y las opciones alternativas pueden afectar su medicación actual de la tiroides, y requieren una vigilancia diligente.

Glándula tiroides deshidratada

Una alternativa a una medicación hecha sintética es una medicación natural hecha de la glándula tiroides desecada, o secada, de un animal, generalmente cerdo. Utilizado en casos de hipotiroidismo, este tipo de medicamento contiene tiroxina y triyodotironina, las hormonas que necesita la glándula tiroides. Los medicamentos sintéticos tradicionales sólo contienen tiroxina, afirma mayoclinic.com. Los medicamentos tiroides desnaturalizados todavía requieren la prescripción de un médico, y no deben confundirse con los concentrados glandulares que se encuentran en los supermercados. Hable con su médico acerca de su condición y qué tipo de medicamento es mejor para usted.

Selenio

El selenio es un mineral que juega un papel importante en la función tiroidea. Se utiliza para convertir la hormona T4 en la hormona activa T3, un proceso bioquímico fundamental para una adecuada función tiroidea. Según un estudio publicado en el “American Journal of Clinical Nutrition” en febrero de 1993, un bajo nivel de selenio puede conducir a problemas tiroideos como el bocio. Otro estudio encontró que la suplementación de selenio ayudó a restaurar los niveles normales de hormonas tiroideas. Publicado en “Acta Biologica Hungarica” ​​en junio de 2010, el Dr. IB Amara y sus colegas encontraron que el suministro de selenio a las ratas con hipotiroidismo fue beneficioso. Hable con su médico sobre el selenio, ya que demasiado en su dieta puede ser tóxico.

Niacina

De acuerdo con el número de junio de 1995 de “Mayo Clinic Proceedings”, niacina, o vitamina B3, puede bajar los niveles de hormona tiroidea. Los pacientes en el estudio recibieron ácido nicotínico, o niacina, y se evaluaron sus niveles de hormonas tiroideas. Dr. K.M. Shakir y sus colegas descubrieron que la administración de nicotina redujo los niveles de hormona tiroidea, pero no indujo hipotiroidismo. La niacina puede ser beneficiosa para los casos de hipertiroidismo, aunque los resultados no están garantizados. Hable con su médico sobre la niacina antes de usar.

Yodo

La glándula tiroides necesita yodo para hacer las hormonas T3 y T4. Según “The Thyroid Sourcebook” por M. Sara Rosenthal, Ph.D., el cuerpo sólo requiere una pequeña cantidad de yodo por día, aproximadamente 150 microgramos. Sin embargo, muchos países de todo el mundo tienen dietas estándar que son deficientes en yodo, por lo que incluso esa pequeña cantidad difícil de obtener. Los bajos niveles de yodo pueden conducir a hipotiroidismo y un agrandamiento de la glándula tiroides, o bocio. Demasiado yodo, de acuerdo con el libro, también puede causar bóiters, por lo tanto, es importante discutir sus necesidades dietéticas con su médico antes de suplementar con yodo.