Hay tratamiento para los terrores nocturnos en los niños?

Visión de conjunto

Los terrores nocturnos pueden ser extremadamente traumáticos para los niños pequeños, por no hablar de frustración para los padres que quieren consolar a su hijo. La condición de la noche se caracteriza por una excitación repentina del sueño con un grito o un grito, acompañado por el miedo intenso. Los episodios generalmente ocurren en la primera mitad de la noche ya menudo son seguidos de amnesia parcial o total después del incidente. Varios remedios pueden ayudar a los niños a luchar contra los terrores nocturnos y recibir un sueño mejor y más relajante.

Comodidad

Según la Universidad de Maryland Medical Center, la mayoría de los niños que tienen terror nocturno sólo necesitan comodidad y tranquilidad para disipar las emociones que vienen con la condición. La mayoría de los niños superan los terrores nocturnos después de un tiempo corto, dice el sitio, y no suelen recordar los eventos después. Calme a su hijo hablando suavemente con ella después de que se despierte del episodio.

Habilitar la estructura del sueño

Los terrores nocturnos pueden desencadenarse cuando un niño no recibe suficiente sueño durante varios días seguidos y se siente excesivamente cansado. El Lucile Packard Children’s Hospital en Stanford recomienda asegurarse de que el niño se vaya a la cama a una hora regular y lo suficientemente temprano para recibir la cantidad adecuada de sueño. Los niños pueden necesitar tener una siesta durante el día si no están recibiendo suficiente sueño por la noche. MayoClinic.com informa que los niños en edad preescolar necesitan por lo menos 11 horas de sueño por noche, mientras que los niños en edad escolar pueden sobrevivir alrededor de 10 horas. Los adolescentes necesitan unas nueve horas de sueño por noche.

Patrones de registro

Puede ayudar a mantener registros de cuánto tiempo pasa entre su hijo, quedarse dormido y el comienzo del terror de la noche. Después de registrar los tiempos por varias noches, el sitio del Hospital Infantil Lucile Packard recomienda despertar a su hijo cada 15 minutos antes de la hora prevista del terror nocturno. Asegúrese de que el niño esté completamente despierto y fuera de la cama durante al menos cinco a 10 minutos. Continúe despertando a su niño así durante siete noches consecutivas, luego pare y vea si los terrores nocturnos han disminuido.

En casos extremos, la psicoterapia o el asesoramiento pueden ser apropiados para niños con terrores nocturnos. El sitio de UMMC recomienda contactar al médico de su hijo si los terrores nocturnos se vuelven persistentes o frecuentes, ocurren con suficiente frecuencia para interrumpir el sueño regularmente, incluir otros síntomas o causar lesiones al niño.

Tratamiento médico